Porqué no debes tomar Café cuando bebes alcohol.

No tomar café y alcohol al mismo tiempo

Ya estamos ad portas de nuestra máxima fiesta nacional y como todos sabemos sentimos ese «chipe libre» para comer de todo lo que nos encanta… empanadas, asados, choripanes van y vienen a pesar de que existe un desfile continuo de nutricionistas aconsejándonos que no nos excedamos!!!!.

Pero así como hay un exceso de comida, también esta presente el alcohol; y como nuestro mundo es el café, en La Finca queremos derribar un mito histórico…. cuántas veces hemos escuchado a altas horas de la madrugada «denle un cafecito!» al ver un amigo en malas condiciones o incluso nosotros mismos diciendo «denme una cafecito y se me pasa». Pero bueno, ahora te diremos porqué no es bueno tomar café estando ebrio.

Si te tomas un par de tragos puede que sientas el deseo http://Meet-Babes.com de tomar un café. Lo que buscas con eso, es que se te baje un poco la sensación de mareo. Sin embargo, no es la mejor decisión, ya que la cafeína puede engañar a tu cerebro. Hacerlo pensar que estás menos ebrio de lo que realmente estás. Y esto es porque cuando empiezas a beber, el alcohol le ordena a tu cerebro que aumente la producción de dopamina (la hormona de la felicidad). Pero una vez que el tiempo pasa, las propiedades sedantes del alcohol comienzan a hacer efecto y comenzarás a sentirte cansado y confundido, y tu tiempo de reacción se aminora. Y es en ese momento cuando decides tomar café,  que te refuerza el efecto que te hacía sentir bien del alcohol y apaga el efecto sedante.

Así que, aún cuando el alcohol continúa haciendo tu cerebro cada vez más lento, tú sigues sintiéndote con más energía y no tan ebrio.

Esto es un problema debido a que la cafeína oculta el efecto sedante del alcohol, pero no reduce la cantidad del mismo en tu sangre. Sigues estando ebrio.

Esto no es todo, la combinación alcohol-café también se mete contigo en la cama y no en el buen sentido. Unas horas después de que dejas de beber, el alcohol provoca un rebote de energía en tu cerebro,  lo que puede provocar que te despiertes a la mitad de la noche.

Y debido a que la cafeína se queda más tiempo en tu cuerpo (unas seis horas), sus efectos estimulantes harán muy difícil que te vuelvas a dormir. Además, en la mañana te despertarás muy cansado y con mayor resaca, ya que la cafeína al igual que el alcohol, te deshidratan.

Así que ya sabemos, el acohol y el café no son los mejores aliados para este 18 ni nunca.

Consulta a nuestro Whatsapp