fbpx

Conociendo el Sifón Japonés

Desde que el café se comenzó a consumir se han ideado muchísimas formas de prepararlo, el ingenio humano ha llegado a fabricar diferentes máquinas y técnicas de extracción para sacar el mayor provecho de cada grano, pero se debe reconocer que el Sifón Japonés es de las más elegantes y curiosas.

 

El Sifón Japonés se conoce desde el año 1830, cuando fue presentado en Alemania por Loeff of Berlin, pero fue una ama de casa francesa llamada Marie Fanny Amelne Massot de Lyon quien mejoró el diseño, lo patentó y comercializó.

Un dato curioso es su nombre, no es originario de Japón si no de Europa, sin embargo es la cafetera de mayor uso en el país asiático; también es conocida como cafetera al vacío por la técnica implementada.

Aunque parece difícil de usar y quizá un poco anticuado es todo un arte ver a un barista preparar una taza de café en este tipo de cafetera. El sifón consta de dos cuerpos, ambos de vidrio, en el de abajo llamado balón es donde se coloca el agua y luego el tallo, donde se ubica el porta filtro que dividirá ambas partes de la cafetera.

Para preparar dos tazas de café se agregan 200 ml  de agua en el balón y 14 gramos de café en el tallo de la forma más uniforme posible y se procede a llevar al fuego, la temperatura del agua la hará subir del balón al tallo humedeciendo el café y realizando la extracción, se aconseja dejar en contacto unos 4 minutos, luego se retira de la fuente de calor y se espera un minuto para que el café baje al balón a través del filtro. Como último paso se retira el tallo, se oxigena la bebida y estará lista para servir.

El resultado de este método de extracción es muy parecido al que se alcanza a través de una prensa francesa o una V60, una taza con cuerpo, obteniendo el mayor provecho del café molido, siempre tomando en cuenta que independientemente del método que se emplee, lo más importante es contar con  un buen grano de café para lograr una excelente bebida.

× Hola!, te podemos ayudar?