fbpx

Cold Brew en Casa

El invierno ha sido invadido por días calurosos, para sorpresa de muchos han llegado al país temperaturas muy parecidas al verano en el mes que se supone más frío, la necesidad de refrescar las tardes llegó antes de lo esperado, pero para los verdaderos amantes del café es la hora de preparar cold brew.

En el año 1964 Todd Simpson, un ingeniero químico que intentaba preparar un café que mantuviera su sabor pero que fuera suave para evitar problemas gástricos, logró desarrollar esta técnica de extracción, que sin necesitar altas temperaturas, mantiene las características del café.


El cold brew se prepara destilando el café a temperatura ambiente por entre 12 y 24 horas, para asegurar una excelente bebida se debe contar con un buen grano, fresco y recién tostado, una cafetera para preparar la infusión, puede ser una prensa francesa, una toddy, oxo cold brew o también una botella de vidrio en el caso de no contar con las anteriores y desear prepararlo en casa, y por último agua potable.


Para hacerlo se debe contar con el café molido de textura gruesa, esto asegurará extraer todos los aromas, también un dato muy importante es darle las proporciones adecuadas, 1:4 de café y agua, una porción de café por cuatro de agua.


Una vez unidos el café y el agua debe dejarse en reposo al menos 12 horas, si se quiere alcanzar un sabor de tono achocolatado se recomienda dejar a temperatura ambiente y, para sabores menos oxidados, en el refrigerador.
Pasado el lapso de tiempo se filtra y estará listo para degustar, se puede servir con hielo y el resultado es una exquisita bebida que se puede disfrutar hasta por 2 semanas manteniéndola refrigerada.


Esta forma de preparar el café asegura disfrutarlo incluso con climas calurosos, el cold brew es una bebida refrescante perfecta para acompañar una tarde soleada.

× Hola!, te podemos ayudar?