Existen más de 100 variedades de café, pero es el arábico y el robusta los que acaparan el 98% de la producción global, por lo que son las variedades más conocidas y de mayor consumo en el mundo.
Cuando elegimos un café, en su mayoría el empaque describe que variedad contiene, siendo unos 100% arábicos, otros son mezclas en diferentes proporciones entre arábico y robusta; y muy escasamente conseguiremos un café 100% robusta.
Por eso es importante diferenciar una variedad de otra, y acá te daremos algunos tips para que puedas hacerlo:

  • Son granos de diferentes plantas, una más grande que otra, la plantas de arábico por lo general se elevan de 2,5 metros a 4,5, mientras que las de robusta suelen tener un tamaño que puede llegar hasta los 6 metros.
  • Los granos de cada una también son diferentes, los de robusta son mucho más circulares y más amarillentos, mientras que los granos de arábico son más ovalados y más verdosos.
  • La forma de los granos tiende a ser redondeada y con la abertura rect en el caso del arábico, frente al robusta que tiene una forma más alargada y la abertura en una forma más curva, más en forma de S.
  • Otra diferencia importante y más fácil de reconocer entre los consumidores es el sabor y concentración de cafeína de cada variedad. El café arábico tiene como máximo 1,5% de cafeína mientras que un robusta 2,5%, si se consume un café cargado de robusta se puede consumir en muchas ocasiones más del doble de carga de cafeína, teniendo un sabor mucho más amargo.
  •  También se puede diferenciar por su origen de producción, es muy conocido que la siembra del café tiene lugar en todo el territorio intertropical, pero el arábico se produce sólo en tierras altas, superiores a 900 metros de altitud, temperaturas cercanas a los 20 grados y vientos moderados.

En café robusta por su parte, tiene un cultivo mucho menos exigente, puede cosecharse en zonas más bajas y con condiciones climáticas menos rigurosas.
Existen muchos otros aspectos que diferencian estas variedades de café, sin embargo, sólo atreviéndose a probar el consumidor podrá elegir su preferido.