Más de 12 millones de chilenos y chilenas comienzan su mañana con una taza de café, lo que representa al 71% de la población.
Hasta hace unos años el mercado de café en Chile estaba totalmente dominado por el instantáneo pero desde el 2011, el consumo del café molido y en grano aumentó en un 157%, un crecimiento vertiginoso y en constante aumento. 
 
Este cambio en el comportamiento de los consumidores obedece a diferentes razones, siendo una de ellas la llegada de migrantes originarios de países donde el café es parte de su tradición y parte importante de su economía, lo que ha llevado a elevar el nivel de exigencia del consumidor local, quien ahora busca un producto de cada vez mayor calidad y pureza.
Fruto de lo anterior, aquellas propuestas que permitan acceder a los mejores granos de Café del Mundo, pero que además sean Tostados en Chile a pocos días de su consumo, son cada vez más apreciadas por los amantes del Café.
 
En Chile el buen café pasó a ser además de un elemento indispensable para el día a día, un nicho de oportunidad tanto para emprendedores como para cafeterías y restaurantes.